¿Cómo plantear la mejor iluminación para un espacio? Diseñar un proyecto de iluminación

¿Cómo Diseñar un Proyecto de Iluminación?

Iluminar es mucho más que escoger entre una bombilla u otra. Para hacerlo bien, es indispensable seguir todo un riguroso proceso de estudio y diseño orientado a conseguir que un espacio esté iluminado de forma coherente con la arquitectura, la decoración y sus usos previstos.


“La eficiencia energética no está exclusivamente en el producto, sino también en el proyecto de iluminación”

Realizar un proyecto de iluminación previamente a la decisión de compra de luminarias, implicará, entre otros aspectos, un ahorro en la inversión así como un ahorro energético.



Proyectando y planificando correctamente la iluminación de cualquier espacio, evitarás sobredimensionar una instalación, ajustarás los consumos a mínimos sin prescindir de una buena calidad de luz, y reducirás los costes de mantenimiento.

Al inicio de cada proyecto de iluminación hay que seguir unos parámetros básicos para especificar qué iluminación es conveniente para cada espacio. Para conseguir nuestros objetivos esenciales es fundamental analizar varios factores, ya que un buen y eficaz diseño de iluminación empieza por:

- Determinar la óptima distribución de puntos de luz
- Los niveles de iluminación requeridos
- La elección de una correcta temperatura de color y por evitar el deslumbramiento.


La tonalidad de la luz en un proyecto de iluminación

La tonalidad de la luz se determina mediante la temperatura de color y la unidad de medida son los grados Kelvin (K). Cuanto mayor es el indicador, mayor es la sensación de color blanco frío, y cuanto menor es el indicador la luz es más cálida.

Así, una lámpara fluorescente con luz similar a la luz natural del día tiene una temperatura de color de 6000 K, mientras que una lámpara o bombilla incandescente convencional tiene una temperatura de 2700 K.

El tono de color

El tono de color también determina el rendimiento luminoso de una lámpara, puesto que cuanto mayor sea el índice de grados Kelvin, mayor cantidad de lúmenes (*) se obtendrán.

(*) El lumen es la unidad de medida del flujo luminoso, la cantidad de luz emitida por segundo por una fuente de luz (bombilla).

Para determinar los niveles de iluminación realizaremos cálculos basados en la relación entre el flujo luminoso irradiado, lumen (lm), y la superficie radiante. La unidad de medida resultante es el lux (lx) y su resultado es la iluminancia (E). E=lm/m2= lx

Se pueden tomar como referencia, los valores de iluminación media recomendados para varias aplicaciones según la siguiente tabla:


Cálculos y simulaciones lumínicas

Una vez determinado los puntos de luz, niveles y tonalidades de iluminación, habiendo considerado las exigencias y requisitos de cada proyecto, y la creatividad del diseñador, es cuando se deben escoger las luminarias, y realizarse los cálculos y simulaciones para certificar que la iluminación diseñada cumple con los objetivos propuestos.

Los siguientes cuadros corresponden al diseño de una sala de exposición de arte, utilizando proyectores halógenos instalados en el techo.




Has aquí este resumen sobre cómo realizar un proyecto de iluminación. ¿Tienes alguna duda sobre cómo planificar el diseño de iluminación de un proyecto arquitectónico o de interiorismo en el que estás trabajando? Simplemente ponte en contacto con nosotros para que nos veamos y te ayudemos a realizarlo.
Fecha de creación: 21/10/2017 Fuente: Avanluce
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?