Un bosque vertical con 2 mil plantas en el corazón de París
La torre será el primer edificio verde de París, un conjunto vegetal de 54 metros que mejora la calidad del aire.

Se viene un nuevo integrante en la gran familia de bosques verticales diseñados por el arquitecto italiano Stefano Boeri. A las torres verdes de Milán y China, que son furor, se sumará ahora un edificio de 54 metros en Villiers sur Marne, en las afueras de París.

Bosque vertical en París. Aire puro y protección ambiental.

Forêt Blanche es el nombre del proyecto que acaba de revelar Boeri, autor de esta tipología de torres verdes en altura que reducen la polución y promueven microclimas. La calidad del oxígeno, el aumento de la biodiversidad y la formación de un ecosistema urbano son los mayores atributos de esta nueva tipología arquitectónica que, además, funciona como barrera acústica.

Con estructuras 100 % de madera, las fachadas del conjunto francés estarán cubiertas por 2000 árboles, arbustos y plantas, con una superficie verde equivalente a una hectárea de bosque, 10 veces la superficie del lote del edificio.

Forêt Blanche albergará unidades residenciales en los pisos altos, oficinas y servicios comerciales en la parte inferior, con una combinación de terrazas y balcones en los cuatro lados de la torre.

Fachadas vivas. De acuerdo a la época del año cambiarán su aspecto.

La luz natural es una de las claves del proyecto que ofrecerá unas vistas espectaculares de París, a 20 kilómetros. La diversidad de las plantas ayudará a desarrollar un microclima que produzca humedad, absorba dióxido de carbono y partículas, produzca oxígeno, y proteja la torre contra la contaminación.

La elección de las especies y su distribución según la orientación y la altura de las fachadas resultará de os estudios realizados junto a un grupo de botánicos. Las plantas que se utilice en el edificio serán previamente cultivadas en viveros para que se acostumbren a condiciones similares en los balcones de la torre.

Bosque vertical en París. Más verde para el área.

El desarrollo se inserta dentro del marco de "Inventons la Métropole du Grand Paris", uno de los mayores concursos de desarrollo urbano promovidos dentro del área metropolitana parisina, que convocó a más de 50 estudios internacionales.

Además de Forêt Blanche, Stefano Boeri Architetti también presentó el proyecto La Cour Verte para Balcon sur Paris, un edificio con un jardín colgante de 600 m2 plantado con hierbas, que se inserta en el contexto innovador y sostenible del proyecto, favoreciendo el desarrollo de la biodiversidad.

El estudio Stefano Boeri Architetti también extiende su investigación en Francia, hacia una nueva generación de estructuras arquitectónicas que abarcan el componente vegetal "como un elemento esencial, que va más allá del concepto de verde como una simple decoración. Estructuras arquitectónicas que aceptan el desafío de luchar contra el cambio climático y aumentar la biodiversidad en contextos urbanos", señala el autor.
Fecha de creación: 02/11/2017 Fuente: Arq. Clarin
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?