Las cerraduras inteligentes más recomendadas

Se multiplica la oferta local, con modelos que combinan distintos sistemas de apertura: biométricos, inalámbricos y mecánicos.

Las cerraduras inteligentes añaden funcionalidad y practicidad a las aberturas de uso frecuente, como las de oficinas y viviendas de familias numerosas. Además de su fin meramente utilitario, son elementos que suman en cuanto a diseño, estética y sofisticación.

Con la llegada de las nuevas generaciones, este tipo de dispositivos está sumando también posibilidades de conexión a la red de wifi hogareño y control remoto a través de internet o de aplicaciones móviles. Sobre las posibilidades de uso de las cerraduras inteligentes, consultamos a Matías Lurgo, gerente general de Siccba, un local especializado en dispositivos electrónicos que desde hace seis años comercializa estos productos:

“Lo que más se está usando ahora son cerraduras biométricas aptas para huella digital, pantalla táctil con lectura de clave, lectura de tarjeta RFID y llave mecánica. Eso es el tope de gama de lo que se está utilizando. También hay cerraduras biométricas que sólo tienen la opción de lectura de huella digital y otras más económicas, que sólo leen un código o una tarjeta de proximidad. La más completa combina todas las opciones. Y siempre está la posibilidad de utilizar la llave mecánica para cubrir eventualidades, como quedarse sin pilas o cualquier otro problema con la cerradura”, señala Lurgo.

Cómo funcionan


En cuanto al modo de funcionamiento de este tipo de cerraduras, Lurgo describe: “Lo que hace el lector es reconocer la huella, validarla con un chip interno y, si es válida, envía la orden al equipo para que puedas destrabar la cerradura. Sino ocurre eso, el picaporte gira sin producir apertura. No tienen motores que muevan el pestillo, sino que es mecánico como en una cerradura común; se acciona manualmente con picaporte. Por este motivo, el consumo de energía es muy bajo, porque sólo la utiliza para el reconocimiento de la huella o la clave. Es así como la autonomía de las pilas es de aproximadamente dos años”.

Conectadas, ¿sí o no?

Sobre las cerraduras que permiten ser controladas desde una aplicación móvil mediante la red wifi hogareña, Matías señala que, si bien existen este tipo de cerraduras (e incluso ellos mismos están realizando pruebas al respecto), son equipos que actualmente no recomiendan para el uso hogareño, debido a que “las redes que manejan no son del todo confiables como para colocarlas en la puerta de ingreso de una casa. Todo lo que maneje señales externas como Bluetooth o wifi se puede interferir; por eso no lo recomendamos, y tampoco lo haremos”, anticipa.

La puerta

Respecto a las características que debe cumplir la puerta en la cual se instale, Matías señala que debe tener un mínimo de 35 milímetros de espesor para soportar el cuerpo de la cerradura y un máximo de hasta 80 milímetros. “Cualquier puerta placa sirve; madera, aluminio o PVC son aptos. No se puede instalar en una puerta de vidrio”, aclara, y añade: “Este tipo de cerraduras no las recomendamos para ser instaladas en edificios en la puerta principal; sí, en cambio, para viviendas u oficinas. Soportan entre 100 y 200 usuarios. Cuentan con diferentes funciones, como una que se denomina ‘siempre abierto’, en la cual la cerradura queda como sin llave; sirve para cuando tenés algún evento y necesitás dejar el acceso libre. También hay funciones con doble seguridad, que piden huella y clave a la vez. Vienen con tecnología RFID Mifare, un sistema que no se puede copiar ni clonar”.

Finalmente, estos dispositivos reemplazan a la cerradura estándar y no necesitan de ningún tipo de cableado o conexión eléctrica.

Fecha de creación: 03/11/2017 Fuente: SICCBA
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?