Plan de evacuación para situaciones de emergencia

Es muy importante para cualquier organización contar con un Plan de evacuación o emergencia para que, en caso de accidente, se puedan evitar o reducir los riesgos, causando los menores daños posibles a las personas. Para ello, hay que organizar los recursos y los procedimientos para que las personas amenazadas por un peligro (incendio, inundación, escape de gas, bomba, etc.) protejan su vida e integridad física.

¿Qué son y en qué consisten los planes de evacuación?

Un plan de evacuación trata de organizar y planificar el ámbito de actuación de las personas en caso de emergencia, utilizando para ello los recursos disponibles de la manera más eficaz posible con la finalidad de reducir al mínimo los riesgos. El plan de evacuación estipula y marca la manera en que cada miembro de la organización debe actuar, con lo que se consigue reducir el tiempo de actuación y por tanto la situación de peligro.

El elevado porcentaje de éxito de esta técnica tiene su base en dos conceptos fundamentales: la prevención y la planificación anticipada, gracias a los que se estudian, evalúan y llevan a la práctica diferentes problemas que pueden ocurrir y las acciones que pueden llevarse a cabo para minimizarlos. Dicho de otra manera, los planes de evacuación establecen la manera en la que deben actuar los empleados en caso de emergencia y en el menor tiempo posible.

Requisitos de un Plan de Evacuación

• Estar escrito y ser de dominio público dentro de la organización.

• Tienen que estar estipulados y definidos tanto los distintos roles de cada miembro del equipo, como las salidas de emergencia, los puntos de encuentro, la asiduidad con la que se llevarán a cabo los simulacros, etc.

• Tiene que ser flexible. Dependiendo de la emergencia tendría que modificarse el ámbito de actuación.

• Es fundamental llevar a la práctica los posibles incidentes que puedan ocurrir dentro de la organización mediante simulacros programados, ya que gracias al entrenamiento en materia de seguridad se reduce el tiempo de respuesta, aumentando las posibilidades de éxito.

• La organización cobra especial importancia a la hora de que el plan de evacuación funcione correctamente. Todos y cada uno de los miembros deben conocer el plan a seguir en caso de emergencia, poniéndolo en práctica de forma ordenada y según las pautas indicadas.

Objetivo: facilitar rápidamente la evacuación

Además de la formación de los miembros que componen la organización, es necesario contar con un buen conjunto de enseres materiales que faciliten la evacuación de las instalaciones con la mayor brevedad, así como con equipos que puedan reducir los riesgos una vez originado el incidente. Son básicamente elementos como los extintores, las bocas de incendio equipadas, el alumbrado y las señales de emergencia y evacuación, las alarmas anti-incendio o las puertas automáticas con sistema anti pánico integral, entre otros.

Por lo que respecta a los sistemas anti-incendio como los extintores, las alarmas o los sistemas de iluminación, es fundamental que se lleve a cabo un correcto mantenimiento periódico para garantizar su buen funcionamiento. También es importante que estén correctamente señalizados, colocados en puntos accesibles y que se encuentren cerca de aquellas zonas donde es más probable que se origine el fuego, especialmente los extintores.

Otro de los puntos dónde se debe prestar especial atención es el relacionado con las salidas de emergencia. Debido a la necesidad de actuar con rapidez y sencillez, es importante contar con accesos o salidas que permitan evacuar con facilidad y en el menor espacio de tiempo posible las instalaciones. Por este motivo, las puertas automáticas cuentan con un sistema de emergencia que las abre en caso de alarma, facilitando el paso hacia el exterior.

Dentro del mercado de las puertas automáticas existen diferentes modelos de sistemas de seguridad. Manusa cuenta con las llamadas puertas automáticas con sistema anti-pánico integral que incrementan el grado de seguridad gracias a su sistema de apertura. Mientras que en caso de emergencia las puertas automáticas ven limitado su espacio libre de paso hasta las hojas fijas, las puertas de Manusa con sistema anti-pánico integral eliminan este impedimento y crean un mayor espacio de paso al permitir el abatimiento de hojas móviles y fijas. Con un suave empuje, las hojas correderas se convierten en abatibles y pueden recogerse en los laterales del espacio de paso, mejorando y facilitando la evacuación del recinto.

La incertidumbre que generan estos casos de emergencia enseña que, para afrontar con éxito la situación, la única fórmula válida, además de la prevención, es la planificación anticipada de las diferentes alternativas a seguir.

Fecha de creación: 08/11/2017 Fuente: tecnoseguro.com
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?