Iluminación de Jardines. Iluminando mas allá del Espejo Negro
Uno de los valores agregados del alumbrado exterior es que logra "expandir" visualmente el interior de una vivienda. Cuando no hay iluminación exterior o de jardín, las ventanas se tornan sumamente reflectivas durante la noche. Esto se ha dado en llamar el efecto espejo negro ("black mirror"). En esta condición, los vidrios de las ventanas reflejan las luces del interior, y los ocupantes de la casa lo único que ven es su propia imagen reflejada en el vidrio en lugar de ver a través de ellos al exterior.

Las personas a menudo se sienten aprisionadas de noche cuando se encuentran en el interior rodeadas de estos agujeros negros. Incluso las habitaciones aparecen como más pequeñas de lo que en realidad son. Una regla de oro en luminotecnia es tratar de balancear la iluminación interior con la exterior; esto permitirá que las ventanas aparezcan más transparentes, tal como aparecen durante el día.

Sicológicamente, además, la gente se siente más segura cuando puede ver el exterior de la casa; aparecen como más visibles, y de hecho lo son, cuando en el exterior no hay luz. Obviamente no es necesario iluminar el parque como si fuera un estadio de fútbol; este tipo de iluminación ya entraría en la categoría de "iluminación de seguridad". Iluminación de seguridad e iluminación de jardines son dos cosas diferentes. No obstante, es común ver residencias en las que se pretende utilizar las mismas fuentes para ambas funciones.

La iluminación de seguridad consiste a menudo un simple proyector o dos generalmente equipados con lámparas incandescentes halógenas de apreciable potencia que instantáneamente iluminan un área con un considerable nivel de iluminación. Esto es lo que la gente hace habitualmente cuando escuchan algún ruido en el exterior. Estas luminarias de seguridad no deben formar parte de la iluminación "decorativa" del jardín. No hay cosa tan desagradable como llegar de noche a la casa de un amigo y encontrarse encandilado por un proyector como si fuera una cárcel.

La iluminación de jardín debe ser sutil. La atención debe ser acaparada por plantas, follaje, esculturas, pero no por las luminarias. Existen muchas técnicas para la iluminación decorativa de un jardín; he aquí algunas de ellas:

Uplighting o iluminación ascendente. Es una de las técnicas más dramáticas de iluminación y consiste en iluminar de abajo hacia arriba generalmente en forma rasante. Suele producir efectos realmente espectaculares especialmente cuando se aplica sobre grandes arboles de importante follaje, palmeras, etc. Las luminarias más adecuadas para realizar esta técnica son las embutidas de piso, las que se suministran para lámparas a descarga, incandescentes halógenas con reflector metálico y hasta para dicroicas. Existen en versión fija u orientable, como así también de espejo asimétrico, ideal para cubrir grandes superficies sin deslumbrar al observador.

Actualmente pueden obtenerse efectos realmente escenográficos con el advenimiento de las lámparas a vapor de mercurio halogenado de doble contacto de color, como así también las dicroicas de color.

También puede aplicarse esta técnica utilizando luminarias tipo spot, las que pueden ser hincadas en el piso por medio de una punta de lanza provista a tal efecto. Este tipo de artefacto es más versátil y pequeño que el anterior y es fácilmente ocultable detrás de algún arbusto. Está más indicado para iluminar pequeños arboles o arbustos.



Contraluz.Una simple e interesante técnica que consiste en iluminar alguna superficie clara, por ejemplo una pared, sobre la cual se recortará la silueta de algún árbol o arbusto preferentemente ralos. La superficie de fondo podrá ser eficientemente iluminada con luminarias tipo "wall-washer" o bañadores de pared para intemperie, las cuales podrán ser equipadas incluso con lámparas fluorescentes, las que permitirán cubrir una mayor superficie con menor cantidad de luminarias.

Downlighting o iluminación descendente. (Iluminación hacia abajo) Este recurso está más bien indicado para sitios donde se desarrollen actividades nocturnas o para mitigar suavemente sombras duras producidas por fuentes puntuales. Pueden utilizarse diversos tipos de luminarias de emisión luminosa directa de regular concentración, montadas sobre aleros, enrejados o grandes árboles.



Spotlighting o iluminación puntual. Esta técnica es el equivalente a la iluminación de destaque de interiores. Debe ser utilizada con sutileza y precaución, ya que su efecto tiende a acaparar la atención del observador. Está indicada en la iluminación de pequeñas esculturas o curiosos especímenes de plantas que merezcan ser destacadas.



Iluminación de senderos. Esta es una técnica de iluminación que debe ser utilizada juiciosamente. A menudo se pueden observar senderos o entradas de vehículos flanqueados por farolas como única iluminación exterior. Esta forma de iluminar tiene toda la apariencia de una pista de aterrizaje.

Al iluminar senderos, será conveniente pensar en algún tipo de "bolardo" o luminaria tipo hongo de altura no mayor a los 0.60 m con vidrio opalino, y que no llame la atención en si misma sino el efecto de su iluminación. Esto, en combinación con alguna tenue iluminación adicional producirá un confortable entorno exterior.

Quedaría por último una técnica realmente exquisita que en inglés llaman moonlighting o iluminación de luna en castellano. Esta modalidad constituye sin duda la más natural de todas las formas de iluminar un parque o jardín, ya que simula la iluminación de una noche de luna llena. No es fácil de lograr, ya que se corre el riesgo de que el predio termine pareciendo una "playa de estacionamiento".

Consiste en montar proyectores en los árboles más altos. La gran mayoría iluminará en forma descendente el piso en forma irregular, (debido a las sombras producidas por el follaje) mientras que algunos pocos lo harán hacia arriba alumbrando el follaje. La luz debe ser muy blanda y suave; blanda porque la luz de luna es difusa por excelencia y suave porque hay que recordar que la iluminancia producida por la luna llena no supera los 0,2 lux.


_Acerca del autor de esta nota:

Carlos Laszlo es consultor, diseñador de iluminación y especialista en el diseño de luminarias y ópticas especiales. Miembro de la Asociación Argentina de Luminotecnia (AADL). Miembro de la Illuminating Engineering Society of North America (IESNA). Miembro de la International Association of Lighting Designers (IALD). Miembro del Comité Evaluador del "Premio ELI de Iluminación Eficiente" (IFC/GEF/EDESUR). Es profesor de Luminotecnia en diversos medios, y también en cursos de difusión televisiva y por vía de Internet. Es Asesor Técnico de varios estudios de Arquitectura e Ingeniería de primer nivel del país. Ha dictado conferencias y seminarios sobre temas de la especialidad invitado por diversas entidades en diversos puntos del país y fuera del mismo. Ha publicado gran cantidad de artículos sobre la especialidad en diversos medios de divulgación técnica y general a nivel nacional e internacional.


Fecha de creación: 10/11/2017 Fuente: Arquimaster
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?