Cómo iluminar productos frescos para vender más
Si eres propietario de un negocio de alimentación sabrás mejor que nadie lo importante que resulta iluminar productos frescos de la manera adecuada para conseguir atraer la atención del consumidor. Solo con una buena luz lograremos destacar sus cualidades y generar esas ganas de comerlos que son las que, en muchos casos, motivan la compra. Y cuando las ventas están en juego, sabemos que una buena inversión merece mucho la pena.

Los mejores focos para iluminar productos frescos

No todos los productos frescos se iluminan igual. Mientras que para iluminar correctamente un queso debemos emplear una luz de toques amarillos invite a la compra impulsiva, para hacer lo propio con pescados o mariscos necesitaremos un tono de luz blanco frío, que enfatice la frescura y calidad del producto.

Por lo tanto, a la hora de iluminar productos frescos, lo primero que debemos hacer es diferenciar claramente la categoría de cada alimento que vamos a iluminar y, a continuación, buscar el tipo de luminaria más adecuada en cada caso.

• Carnes frescas: luz rosada, que potencie el color de las carnes.
• Pescados y mariscos: luz blanca fría, que nos transmita la sensación de "recién pescado".
• Pan y repostería: luz blanca cálida, que muestre el color real de los productos de un modo apetitoso y sugerente.
• Frutas y verduras: luz blanca nítida, que acentúe el frescor de cada pieza.
• Quesos y fiambres: luz blanca con toques amarillos, que despierten el apetito del comprador.


Iluminar sin generar calor

Cuando se trata de iluminar productos frescos, resulta fundamental que la luz que escojamos no genere apenas calor, pues de lo contrario podría perjudicar la calidad de nuestro género.

Las diferentes propuestas de iluminación técnica de Ledbox, además de proporcionar una luz excelente, minimizan el consumo energético y aseguran la conservación de los alimentos durante más tiempo.


Una sola luz para cualquier tipo de alimento

En determinadas ocasiones, necesitamos que un mismo expositor pueda cambiar sus productos y, por tanto, su iluminación con facilidad y rapidez. En estos casos, lo más cómodo es utilizar tiras LED tricolor que varíen la tonalidad de luz en función del alimento que queremos iluminar.

Su acabado extraplano consigue que la tira pase desapercibida y se adapte a cualquier tipo de vitrina o expositor para iluminar productos frescos de la forma más discreta posible.

Fecha de creación: 21/11/2017 Fuente: blog.ledbox.es
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?