Venecia 2018: Como sera el stand argentino para la Bienal de Arquitectura
Una pampa virtual y edificios democráticos viajan a Venecia.

Un dispositivo óptico que simula un horizonte verde y dibujos de arquitectos serán parte de la instalación argentina para la Bienal de Arquitectura de Venecia.

Vértigo horizontal. La instalación que representará al País en Venecia se eligió mediante un concurso.

Ya está. Ya se sabe cómo será la muestra de arquitectura que la Argentina enviará a la Bienal de Venecia el año que viene.

En el antiguo galpón de madera y ladrillos que alquiló Cristinaen el 2012 por 25 años, Cancillería construirá una enorme pecera de 23 metros de largo y más de dos metros de alto. Pero, en lugar de peces contendrá un pedazo de “pampa”. En el techo pantallas con imágenes de cielos argentinos, y en el piso, un sembradío de brotes de trigo. Los autores de la idea la llaman “Vértigo Horizontal”, un concepto en el que se mezcla geografía, Borges y Drieu La Rochelle.

Vértigo horizontal. Será una enorme vidriera de 23 metros de largo y más de dos metros de alto. Contendrá un pedazo de “pampa”. En el techo pantallas con imágenes de cielos argentinos, y en el piso, un sembradío de brotes de trigo.

A esta altura, vos te estarás preguntando que es esto de arquitectura en Venecia, qué es la Bienal, qué es Vértigo Horizontal, qué tiene que ver la Argentina y quién es Drieu La Rochelle.

Para empezar, la Bienal de Venecia existe desde 1895 dedicada al arte. Desde 1980 también hace muestras de arquitectura y la Argentina, como te conté, tiene su propio pabellón desde hace 6 años. Es decir que el País ya hizo tres presentaciones de arte y va para la cuarta de arquitectura en un galpón de 50 metros de largo y 14 de ancho que fue construido en 1570, diez años antes de que se fundara Buenos Airespor segunda vez.

Vértigo horizontal. La instalación intenta mostrarle al mundo una mirada sobre la arquitectura argentina, nuestra propuesta es un experimento sobre la mirada de la llanura.

Pero esto no tiene nada que ver con lo que te quiero contar. Para que tengas una idea, la Bienal de Venecia es como un Tecnópolis de la arquitectura en la que participan40 países. El que mejor pinta la situación es Emilio Rivoira, jurado del concurso y curador de la muestra de 2014: “ En promedio, la gente está en cada pabellón unos tres minutos. Los primeros días durante la inauguración son demenciales, es como unCannes de la arquitectura. En ese momento, lo que hace interesante a un pabellón es la fuerza del mensaje”.

Vértigo horizontal. La instalación fue diseñada en módulos para poder transportarla y exhibirla en otras muestras.

El asunto es que, sabiendo cómo viene la mano, y para planificar qué se iba a presentar el año que viene en Venecia, laDirección General de Asuntos Culturales de la Cancillería, a cargo del coreógrafoMauricio Wajnrot (nombre artístico:Wainrot), decidió hacer un concurso con la Federación de Entidades de Arquitectos, el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo y la Sociedad Central de Arquitectos.

Vértigo horizontal. Imagen del predio en el que se desarrolla la muestra de arquitectura cada dos años.

La convocatoria fue amplia y se presentaron casi 30 trabajos entre los que se eligió la idea de los arquitectos santafecinosFrancisco Garrido, Pablo Anzilutti, Javier Mendiondo y Federico Cairoli, un equipo sub 40 que ya tiene varios concursos ganados.

Vértigo horizontal. Detalle de la instalación que tendrá 32 metros de largo dentro de los antiguos galpones que alquila la Argentina por 25 años.

“Es una propuesta que despierta entusiasmos varios. Yo dirigí dos bienales de arquitectura y una de arte, siento que los límites están cada vez más difusos. Las presentaciones de arquitectura del año próximo serán superiores a las de artes plásticas”, señala Wajnrot.

Vértigo horizontal. El dispositivo óptico generará la ilusión de un horizonte en cuyo fondo se verán los dibujos originales de arquitectos argentinos.

Y acá es donde los autores explican lo de Vértigo Horizontal, la pecera de32 metros de largo con una “pampa” adentro (en lugar de peces), y el tema de los cielos argentinos proyectados en el techo. Claro que a los arquitectos no les gusta que diga “pecera”, prefieren “dispositivo óptico”, y tampoco que llame a la instalación “una pampa”, porque para ellos es una llanura, “una horizontalidad abstracta” que le dapertenencia territorial y, a su vez, una dimensión de la escala de lo humano. “La instalación intenta mostrarle al mundo una mirada sobre la arquitectura argentina, nuestra propuesta es unexperimento sobre la mirada de la llanura”, dicen.

Vértigo horizontal. Esquema de cómo funcionará la muestra en los galpones del siglo XVI.

Para retener al visitante que transita envuelto en el frenesí de sensaciones que le proponen casi cincuenta muestras de arquitectura de distintos países, los arquitectos diseñaron ese “dispositivo óptico" que es la caja con paredes de cristal reflejante y pantallas en el techo.

Vértigo horizontal. Detalle del sistema de exposición de los más de 40 dibujos de arquitectos.

“Una vez que el observador mira dentro de la caja, las imágenes interiores de reflejan unas diez veces en los cristales espejados, creando la ilusión de un horizonte que termina en una zona oscura. En ese preciso lugar se empieza a ver los dibujos de arquitectura colgados en las paredes”, señalan y Wajnrot agrega: “La obra que tiene una magia muy teatral, a muchos le parece mal la analogía pero, para mi, el teatro es un templo. Me encantaría hacer una coreografía con esta obra que brilla en la oscuridad como lo hace el escenario. Por otro lado, la vastedad de la pampao de la Patagonia a la que remite se siente muy argentina”.

El pabellón argentino estará en absoluta oscuridad, la caja de vidrio brillará en su interior y unos 40 dibujos originales de distintos arquitectos, desde la Patagonia a Misiones, estarán colgados en fila a la altura de la vista. ¿Truco mágico, trampa para el ojo, engaño visual? Para los autores es física pura y para comprobar que el efecto óptico cumpliera su cometido, construyeron un modelo a escala de más de dos metros de largo. “En ese tamaño se pueden verificar todas las condiciones lumínicas y ópticas”, aseguran.


Vértigo horizontal. Esquema de ubicación del pabellón argentino en las instalaciones del Arsenale de Venecia.

Además del aparato, los arquitectos eligieron dibujos de obras realizadas desde la recuperación de laDemocracia hasta la fecha. Obras de arquitectos consagrados como Clorindo Testa, Rafael Iglesia o Mónica Bertolino, y otras de talentos emergentes. Todas construcciones de uso público como el CCK, el Museo Xul Solar o el Parque Central de Mendoza.

Vértigo Horizontal. Sistema de circulación propuesto para la muestra argentina.

¡Ah! El nombre Vértigo Horizontal viene de una anécdota que cuenta Borges, cuando en 1932, el escritor colaboracionista Drieu La Rochelle visitó Buenos Aires. Frente a los suburbios porteños en los que ya “se sentía la llanura”, el francés exclamó: “vertige horizontal”. Y el equipo de arquitectos hace años que trabaja este concepto como identidad de arquitectura en sus clases de la facultad.

Fecha de creación: 16/12/2017 Fuente: Clarin Arq
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?