Red Tecnológica MID

Cómo pedir hormigón elaborado

La Asociación Argentina del Hormigón Elaborado ofrece un documento con una serie de pautas para realizar el encargo, la recepción y la puesta en obra.

La Asociación Argentina del Hormigón Elaborado (AAHE) publicó un manual basado en el trabajo de la Asociación Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP), adaptado a las experiencias propias, la terminología, usos y costumbres de obra locales; a la normativa IRAM y a las reglamentaciones del CIRSOC.

El documento, disponible en su página web, ofrece información técnica precisa y recomendaciones orientadas a facilitar la tarea de directores de obra, constructores y proveedores de hormigón elaborado.

Dedica un capítulo al pedido del material, en el que se considera fundamental ser muy preciso al realizarlo; y establecer todas las pautas como corresponde a cualquier contrato. Antes de emitir una orden de compra, es muy importante asegurar que la cantidad y velocidad de despacho pueda ser verificada por el proveedor y que el hormigón pueda ser manipulado correctamente por el comprador. Las órdenes deben ser siempre claras y las notificaciones sobre cancelaciones o cambios en las mismas se deben acordar de antemano. Es recomendable enviar tanto los pedidos, modificaciones o cancelaciones por correo electrónico.

La descarga de un motohormigonero debe cumplirse dentro del tiempo establecido, debiéndose anotar claramente ese dato en el remito correspondiente al viaje del mencionado camión. Los datos básicos de la obra que se deben suministrar al productor de hormigón son los siguientes:

1. Tipo de estructura, total de hormigón en m3 que llevará toda la obra, tiempo estimado de ejecución.

2. Resistencia característica a compresión del hormigón en MPa o en kg/cm2.

3. Tipo y cantidad mínima de cemento por metro cúbico de hormigón que pueda ser necesario por exigencias de durabilidad u otros que no sean la condición de resistencia a compresión (como relación agua/cemento).

4. Tipo y tamaño máximo de los agregados.

5. Consistencia de la mezcla fresca en centímetros en el momento de la descarga, medida en el tronco de Cono de Abrams.

6. Aditivos químicos a incorporar al hormigón.

7. Contenido de aire intencionalmente incorporado en porcentaje, en las mezclas que lo especifiquen.

8. Características especiales que requiere ese hormigón: por ejemplo, hormigón a la vista, resistente al desgaste, resistente al ataque por sulfatos, etcétera.

9. Si será hormigón bombeado o el transporte interno se hará por medios tradicionales.

10. Capacidad de recepción del hormigón en la obra, en lo posible en m3 /hora, y toda otra información pertinente que surja del cambio de ideas entre el usuario y productor.

En caso de ser necesario, el productor debe completar información sobre la obra, enviando un inspector a la misma con el objeto de verificar la ubicación, accesos y posibilidades de maniobra para los motohormigoneros, posible lugar de descarga o de colocación de la bomba de hormigón, y pasajes o rampas que puedan representar un riesgo al desplazamiento de personas o vehículos.

En lo que respecta a la obra en sí, se recomienda al encargado verificar en las armaduras colocadas la relación entre la separación de las barras con el tamaño máximo del agregado solicitado.

Al recibir el hormigón, se deben realizar en la obra algunas tareas para facilitar la operación de los camiones, tales como las siguientes:

1. Preparar los accesos y recorridos para los motohormigoneros dentro de la obra, para que puedan entrar, maniobrar, descargar y salir sin impedimentos y en el menor tiempo posible. Y que esos accesos y recorridos no se deterioren con el paso de los primeros camiones y haya que detener el hormigonado por un vehículo atascado.

2. Debe haber colaboración de la obra, con los conductores de los motohormigoneros y viceversa. Y eso se consigue pensando durante cinco minutos y no discutiendo durante cinco horas.

3. Se debe tener todo dispuesto antes que llegue el primer camión y no esperar a que éste llegue y recién empezar con los preparativos para recibir el material.

4. No ejecutar períodos de descanso o comidas mientras se está descargando un camión. En caso de tomarse un lapso largo a tales efectos, hacérselo saber a la planta de elaboración para que disminuya o suspenda provisoriamente el ritmo de los despachos.

“Durante las pausas de bombeo, descargar la tubería por un bombeo en retroceso, bombeando varias veces hacia adelante y hacia atrás. Nunca permitir permanencia de presión en la tubería”, acota Federico Lingua, Gerente General de TZR Bombas y Equipos para Hormigón. Y agrega: “Durante interrupciones prolongadas, parar el motor ya que las vibraciones disgregan el hormigón. Cada 10 minutos realizar bombeo y retroceso. En bombeos de altura, evitar interrupciones”.

Por último, el manual enfatiza que, por bueno que sea el hormigón, no ocultará los defectos que puedan derivarse de una mala ejecución del hormigonado. Por ejemplo: encofrados sucios o muy secos, agregado de agua en exceso, demoras en la descarga y/o una deficiente colocación, compactación o terminación.

Fuente: Clarin

Agregar comentario

Nuestros auspiciantes