Un fenómeno creciente, producto de una realidad cuestionable pero insoslayable: los dispositivos móviles están programados para una vida útil que alcanza, en el mejor de los casos, los dos años si hablamos de los teléfonos de alta gama (para los de precios más accesibles, puede ser aun menor).

Así, en la mayoría de los hogares van quedando teléfonos en desuso arrumbados encajones, aunque todavía pueden brindar algunas satisfacciones a sus dueños. De hecho, es posible usar estos dispositivos para que cumplan una función específica y, de ese modo, prolongar su vida útil.

Una de ellas es la de servir como cámara de seguridad para el interior del hogar o como video baby call.

Alfred

Para emplear como cámara de interiores a un smartphone en desuso, en primer término es recomendable realizar un reseteo a fábrica para borrar todo tipo de contenido personal que pueda tener almacenado. Luego, será necesario descargarle una aplicación que permita darle ese uso específico.

La app más emblemática en este rubro es Alfred, muy bien calificada por parte de los usuarios ydisponible gratuitamente tanto para Android como para iPhone.

Inicialmente, deberemos instalar la app Alfred en el teléfono que habremos de reciclar y también en el celular que utilizaremos como visor. Es importante que ambos dispositivos tengan acceso a la misma cuenta de Gmail que oficiará de puente para sincronizarlos. Cabe señalar que también es posible valerse de una notebook o tablet con Windows para usar como visor; en ese caso, habrá que tener instalado el navegador Firefox, ya que es el único compatible con Alfred. Luego, para poder acceder a las imágenes del celular que oficia de cámara, será necesario conectarlo a internet, ya sea por medio de la red wifi hogareña o por vía de un chip 4G. Eso es todo.

Qué se puede hacer

Ahora bien, en cuanto a funcionalidades, Alfred cuenta con todas las que encontramos en cualquier sistema de video vigilancia, como la detección de movimiento: activa la grabación de audio y video cuando detecta presencia en el ambiente, y a la vez envía notificaciones al celular-visor con una foto del momento de la activación. Es posible tomar fotografías y videos remotamente en cualquier momento.

Además, permite tener varios equipos cumpliendo la función de cámara y acceder a las imágenes desde el mismo visor. Así, será posible conocer lo que sucede en distintos ambientes o ingresos al hogar. Una funcionalidad más que interesante para quienes cuentan con más de un teléfono en desuso en sus viviendas: es posible reciclarlos a todos y ponerlos a cumplir esta importante misión.

Remotamente, es posible activar ya sea la cámara principal del teléfono o la frontal;de esta manera, podemos cubrir dos sectores con el mismo equipo.

Asimismo, cuenta con un modo nocturno de alta sensibilidad. Para cuando se lo utiliza como video baby call, resulta de suma utilidad la posibilidad de activar el audio de dos vías. De este modo, no sólo podemos escuchar al bebé sino también hablarle para calmarlo a través del parlante del teléfono.

Finalmente, los videos que la aplicación registra ya sea por voluntad de los usuarios o por detección de movimiento quedan guardados en los servidores durante siete días.

Fuente: lavoz