COMENTARIOS
ONLINE
TRÁFICO
Los servicios públicos representan el 8 % de los gastos de un hogar

Es
un cálculo promedio que relevó el Indec en el que se incluye gas, energía, agua y transporte.Es verdad que los promedios suelen ser injustos ya que esconden los picos. Pero por ahora, es la forma en que se mide la economía. Pese a la fuerte suba que se dio en los últimos dos años, los servicios públicos representan el 8% de los gastos de un hogar promedio de la Argentina. Pero claro, como se dijo, un promedio indica que muchos están por debajo de ese porcentaje y otros tantos, por encima.

Los datos surgen de la canasta de consumo que elabora el Indec para sus cálculos de pobreza e inflación. De acuerdo a esos números, el gas es el principal componente con 3,2% del total de gastos mensuales de un hogar, seguido por la electricidad (2,2%), el boleto de colectivo (1,6%) y el agua, 0,7 por ciento.

Esos promedios no son solo entre personas sino también entre meses diversos. Por ejemplo, los de invierno tienen más peso que los que tienen temperaturas medias. De ahí que el Gobierno decidió quitar esta estacionalidad con el pago en cuotas a cambio de un interés. "Esa tasa será de alrededor de 21% por año. Es una referencia que tiene el Banco Nación. Igualmente, el interés es insignificante si se piensa en que es prorratear en pocos meses. De cualquier manera, creemos que va a haber una gran cantidad de usuarios que van a preferir pagar al contado", dijo un integrante de la mesa chica del Gobierno en el tema tarifas.

En la Argentina hay alrededor de 13 millones de hogares de los cuales 2,5 millones tienen tarifa social. A eso había que sumar todas las bonificaciones que se hacen al transporte público como el boleto estudiantil o los descuentos de jubilados. Por lo tanto, para que haya un promedio del ocho hay picos de varios puntos más. "En algunos casos se podría llegar a picos de 13 o 14 por ciento", dice el director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), Nadin Argañaraz.

En el Gobierno reconocen que el gasto total en servicios ha aumentado, pero que aún la gran mayoría de la clase media puede pagar.
Se basan en dos supuestos. Por un lado, dicen, no baja el consumo de electricidad y de gas. Por el otro, no aumenta la morosidad en las empresas prestadoras de servicios.

Un informe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), que se hizo a principios de 2016 cuando empezaron las subas de tarifas que promovió el presidente Mauricio Macri, concluyó que entonces los servicios públicos en su conjunto representaban el 5,5% del total de gastos de una familia. El trabajo estimó que el gas representaba el 2,5% del ingreso promedio de un hogar en 2001 y que ese porcentaje cayó a fines de 2015 a 0,7%. En 2016, el Gobierno intentó llevarlo a 2% en promedio y fue la Corte Suprema la que intermedió para frenar la suba y empezar de cero con las audiencias públicas que se habían omitido. Actualmente, y según el Indec, el gas se lleva el 3,2% del total de ingresos.

De ese porcentaje, hay un 37%, según Iaraf, que son impuestos. "La carga impositiva de los servicios públicos está un poco por encima de lo que sucede en la región. En varios países hay un IVA diferencial, por ejemplo", fijo Daniel Artana. Economista jefe de FIEL.

"Hay alguna demanda inelástica que no se puede cambiar en materia de servicios públicos. Por ejemplo, el colectivo. Se puede tomar un colectivo menos muy de vez en cuando", dijo un funcionario que estuvo en la mesa de negociación con los legisladores de Cambiemos cuando se acordó el pago en cuotas. "Sin embargo -agregó-, en electricidad y el gas sí se puede ahorrar. Veníamos de una enorme suba de la demanda por lo barato que era. Y aún, los argentinos consumimos cada vez más".

Esta línea argumental se sostiene en algunas estadísticas regionales. Cerca del Presidente miran las curvas de demanda. Mientras en Buenos Aires se consumen 122 metros cúbicos de gas durante la época más dura del invierno, en Santiago de Chile y en Montevideo se demanda mucho menos con similar temperatura. En la capital de Uruguay 70 y en la de Chile, 67.

Argañaraz dice que lo que sucede es que se transita por un momento en que gran parte de los consumidores, de la zona metropolitana especialmente, no internalizaron el cambio de precios relativos del producto "luz y gas". "Cuando el integrante de la familia que genera recursos tiene una restricción presupuestaria, por ejemplo, empieza a ganar menos dinero, inicia un proceso de recorte con los otros integrantes de la familia, por caso, sus hijos. Piense -dice-, ¿cuánto tardan los hijos en internalizar esa conducta?".

Así son los números de la economía, promedio. Y claro, según en qué lugar de los picos se encuentre cada usuario se sentirá afectado o beneficiado por el nuevo precio de los servicios públicos.

Los detalles del relevamiento
GAS

Es el principal componente del 8% promedio de los gastos en servicios públicos que midió el Indec. Es el 3,2% del presupuesto mensual. Hay otras mediciones similares

ELECTRICIDAD

La energía es el segundo mayor gasto: 2,2%

AGUA Y TRANSPORTE

Completan el porcentaje de 8% que identificó el Indec el boleto de colectivo (1,6%) y el servicio de agua potable (0,7%)
Fecha de creación: 23/04/2018 Fuente: La Nacion

Escribir un comentario


Aún no hay comentarios

Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias
SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?