El INTI cuenta con el primer tomógrafo industrial del país y la primera impresora 3D de metales

Después de finalizar dos obras edilicias, el Centro de Investigación y Desarrollo ubicado en la ciudad de Rafaela ya tiene a disposición sus laboratorios de Prototipado Rápido y de Tomografía, donde cuenta con equipamiento de punta para asistir a los sectores metalmecánico, automotriz, y alimenticio, principalmente.

Luego de cinco meses de obra, una inversión superior a los dos millones de pesos y con la incorporación de novedoso equipamiento, el Centro de Investigación y Desarrollo del INTI en la ciudad santafesina de Rafaela ya cuenta con sus laboratorios de Prototipado Rápido (impresión 3D de polímeros y metales) y de Tomografía Industrial, que le permitirán atender las actuales demandas tecnológicas y necesidades de distintas industrias. Asimismo, el Centro incorporó una máquina de medir por coordenadas que reemplaza a la existente y así puede brindar mayores y mejores prestaciones en el área de metrología. Esta nueva tecnología se encuentra en etapa de instalación y puesta a punto.

Además, en esos laboratorios, ahora el INTI cuenta con la primera impresora 3D de metal y con el primer tomógrafo industrial del país. A su vez, incorporó una impresora 3D de plástico. Según explica el director del Centro de Rafaela, Omar Gasparotti, “estos equipos funcionan en conjunto: la máquina de medir por coordenadas permite relevar una pieza para poder dibujarla, luego se imprime y después se verifica su calidad con el tomógrafo”. Cabe señalar que la adquisición de las impresoras se concretó a través de un proyecto denominado CENTEC y pertenecen a la Agencia de Desarrollo de Rafaela (ACDICAR). En este sentido, existe un acuerdo que permitió que se instalen en los laboratorios de INTI-Rafaela, donde quedaron a su cargo para uso y operación técnica, en comodato y temporalmente.

Los sectores productivos con los que el Centro podrá vincularse aún más son el metalmecánico en general, el automotriz, el alimenticio, de maquinaria agrícola en particular, de energía —gas, petróleo, eólico, biomasa—; y de materiales compuestos.

“Las empresas automotrices van hacia este tipo de modalidad: buscan que sus proveedores inspeccionen sus partes con esta tecnología. Desde el INTI buscamos anticiparnos y darles soporte a esos proveedores”, resalta el director del Centro de Rafaela, donde el organismo estatal ya tiene un convenio firmado con una empresa autopartista para producir, en la impresora de metal, piezas a nivel de prototipo, y luego verificarlas con el tomógrafo.

Volumen económico y productivo

Acerca de la relevancia de estos avances para la economía regional, Gasparotti destacó: “Se trata de actividades clave para el desarrollo no solo de Rafaela, sino de la región centro. Por ejemplo, el sector metalmecánico de bienes de capital —máquinas y equipos— implica alrededor del 15 por ciento del empleo formal en esta zona del país, en tanto que el sector metalmecánico en general, incluyendo al autopartista, es responsable de multiplicar por ocho el valor de la tonelada exportada con respecto a la media nacional. El sector alimenticio tiene su mayor protagonismo en la región centro sobre todo en lo que respecta a la cadena láctea, hay que tener en cuenta que en Santa Fe y Córdoba se procesa prácticamente el 75 por ciento de esa producción. A su vez, el sector de equipos para la industria alimenticia tiene en esas dos provincias alrededor del 60 por ciento de las empresas, incluidos los fabricantes de maquinarias para procesamiento, refrigeración industrial y fabricantes de partes e instalaciones. Algo similar se da con los fabricantes de equipos para procesamiento de granos. Además, la región cuenta con empresas proveedoras del sector petrolero en lo que refiere a recipientes e instalaciones, equipos para el transporte de gas y refrigeración. En el área de las energías renovables, el manejo de biomasa en la generación de energía y la construcción de torres eólicas son los temas que sobresalen y son las empresas medianas y grandes las que intervienen en ese segmento”.

Tecnología inédita en el país

Las flamantes adquisiciones se importaron, todas ellas desde Alemania, excepto por la impresora de plástico, de origen estadounidense.

Las impresoras pertenecen a la Agencia de Desarrollo de Rafaela —institución que integran el municipio local, el ministerio de Producción de la provincia de Santa Fe, el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, la Sociedad Rural de Rafaela, y distintos socios adherentes entre los que se encuentra el INTI—, y su incorporación se dio como parte de un proyecto que apunta a la creación de un centro tecnológico, con financiamiento del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MinCyT).

En el caso del tomógrafo, llegó como un Aporte No Reembolsable (ANR) del gobierno provincial santafesino, en el marco de un concurso de financiamiento en el que se presentó el INTI, junto a la Facultad Regional Rafaela de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Actualmente, estas nuevas tecnologías adquiridas se encuentran en su etapa de instalación y puesta en marcha, en tanto que el personal del INTI está realizando el entrenamiento para su correcta operación.

Por otro lado, el impulso a INTI-Rafaela continuará este año: ya está en marcha otra obra, en este caso para la puesta en funcionamiento de un laboratorio que realizará ensayos y mediciones en grandes dimensiones, con tecnología láser tracker. Se espera que esté terminada a mitad de año, tras una inversión de 6.680.000 pesos.

Fecha de creación: 14/05/2018 Fuente: http://www2.inti.gob.ar/
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias

Escribir un comentario


Aún no hay comentarios

SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?