Red Tecnológica MID

Santa Fe (EPE): ¿Colectivos a energía solar?

En lo que parecería una escena de una película de ciencia ficción, en la ciudad de Rosario estarían
analizando que los trolebuses dejen de utilizar energía eléctrica y comiencen a funcionar con energía
solar.
El proyecto involucra a 37 trolebuses pertenecientes a las clásicas Líneas K y Q de la ciudad los que
dejarán de utilizar energía eléctrica de la red de distribución nacional y pasarán a funcionar con
energía solar producida en el Parque Solar de San Lorenzo, en el marco de un proyecto que se
denomina “Bio Bus Solar”.
La energía solar tomada de paneles solares se inyectará al sistema eléctrico corriente, y desde allí
alimentará los cables emplazados en los recorridos de las líneas K y Q. Este proceso permitirá lograr
el objetivo de cero emisiones de gases de efecto invernadero.

Contra el Cambio Climático
“Así contribuye a la lucha contra el cambio climático, mejorando las condiciones de salud de los
ciudadanos al evitar emisiones de material particulado”, comentó Roberto Bisso, subsecretario de
Energías Renovables.
La experiencia es la primera en América Latina y de esa forma Rosario se posiciona como referente en
esta parte del continente en materia de movilidad sustentable. A nivel nacional ya hay provincias que
toman como ejemplo los avances para desarrollar sus propios sistemas tipo Bio Bus.
Con el tiempo, el proyecto tendrá además su rédito económico. El ahorro de dinero será significativo
en el mediano y largo plazo. El presidente de la EPE (Empresa Provincial de la Energía), Maximiliano
Neri, detalló que los “costos empezarán a bajar con el avance y la consolidación de esta tecnología”.

“Santa Fe tiene un parque foto voltaico inaugurado hace poco que produce esta energía. Lo que
estamos haciendo es una sinergia con las empresas estatales, un circuito sustentable”, agregó.
Rosario y el transporte ecológico hoy
En diciembre de 2017 la ciudad sumó el Bio Bus Híbrido, que es un ómnibus convencional que
funciona con dos motorizaciones: el motor de combustión interna original y un motor hidráulico que
convierte la energía almacenada en el acumulador y provee la tracción del vehículo, reduciendo el
consumo de combustible en un 30 por ciento.
La ciudad ya cuenta con el uso de biodiesel en 365 unidades del transporte urbano de pasajeros en
un 25 por ciento de su combustible, y puntualmente dos unidades funcionan al 100% con biodiesel.

Fuente: eldiariodemadryn

Nuestros auspiciantes